Bodega Otazu lanza Altar 2009, uno de los vinos que elabora bajo la Denominación de Origen Pago de Otazu. Se trata de una de las referencias con mejor acogida por parte del público y que más galardones ha recibido. Así, Altar 2009 está calificado con 92 puntos por James Suckling 2018, 91 puntos en la Guía Gourmets 2019 y 93 puntos en la Guía Peñín 2019. Asimismo, recibió Medallas de Oro en el Concours Mondial de Bruxelles 2018, International Wine & Spirits Competition 2018, Challenge International du Vin 2019 y una Gran Medalla de Oro en MonoVino 2019.

Altar 2009 es un vino 100% Cabernet Sauvignon.  La vendimia se realizó de forma manual en cajas de 12 kilos, por separado, de cada una de las parcelas seleccionadas procedentes de sus viñedos propios. Posteriormente se seleccionó los mejores racimos y granos de uva antes de la fermentación. Previo a la fermentación se hace una maceración en frío a 8 grados durante una semana y una fermentación maloláctica con lías finas en barricas de roble francés. Tras una crianza de 18 meses en barricas de roble francés allier (70% nuevas y 30% en uso), se embotelló 6860 botellas que reposaron durante un mínimo de 60 meses.

Es un vino tinto de color rojo granate oscuro con ribete rubí, de gran capa y brillante. En nariz, se presenta complejo dominado por su mineralidad. Presenta aromas de frutas negras maduras, trufa, sutiles notas balsámicas y cedro. Tiene buena estructura, con un paso de boca firme y elegante, seguido de un final muy largo. Bodega Otazu tiene una producción de 6.860 botellas de esta última añada de Altar, un vino tinto que se sirve entre 16 y 18 grados. Esta referencia es idónea para combinar comidas con caza mayor, carnes a la barbacoa, cordero al horno, cochinillo asado, carnes rojas, así como quesos curados.